lunes, 10 de agosto de 2015

Dulce

Todos los días salgo de casa con los bolsillos llenos de miel. Y voy soltando pegotes por las calles, los semáforos y los árboles. Hundo los dedos en el ámbar dulce y acaricio el mundo con ellos.

Sé que muchos pensáis que es una pérdida de tiempo, pero por una sola mosca que sonríe merece la pena. Una vez contentas, ya no ven el bote y la tapa.

Se cazan más moscas con miel que con vinagre.

sábado, 8 de agosto de 2015

La luz

Alcanzada por la luz, clavada en un baño de energía. De entre las nubes brotando el fuego frío, rompiendo la brisa brutal y arrasando con el murmullo de las hojas. Los árboles dejan de frotarse, no hay lugar para el tiempo. Y así, congelado el sonido en un silencio que ensordece, éxtasis berniniano de Santa Teresa, crucificada en el rayo, encendida. Quiero morir aquí llena de luz. Quiero deshacerme en humo blanco empachada de sol. Y sonreír brillante para siempre.