miércoles, 30 de noviembre de 2016

Transferencias

Hay días en los que todo el mundo es hermoso. Me refiero a las personas. No guapas, sino luminosas. Me voy cruzando con ellas y me quedo con detalles precisos.

Otras veces, si alguien sonríe, se me pega en un ejercicio de transferencia y empatía que no sé explicar. Ternura, alegría. Se me encoge algo dentro y siento la campanilla de su risa en mi garganta.
Qué luz tiene la gente cuando sonríe. Así, sola por la calle. 

Hay días que me levanto loca.

1 comentario: