La muda

¿Por qué cerrar dos blogs?
¿Por qué abrir nuevos?
Porque me tiran de la sisa. Porque he crecido, cambiado, mutado. Porque soy la misma.
Porque esta piel de serpiente se me ha desprendido y debajo estoy yo, con mis colores deseosos de brillar.
Negros, verdes, amarillos, con anillos rojos, con escamas y plumas.

Me gustan las cosas redondas, me gusta la simetría. Me fascina el concepto de los anillos de Moebius. Por eso ambos blogs se cerraron con el mismo post con el que se abrieron y sólo un par de personas se dio cuenta.

No sé cuántas veces he dicho que no abriría otro, que sí lo haría.
Es que, veréis, no me gusta dar explicaciones de algo que no debería tenerlas.
Es que, veréis, cambio de opinión como cambia el tiempo.

Me pican las puntas de los dedos y pienso que para qué otro blog. A a la vez.
Que soy una pesada.
Que me repito.
Que no hay nada nuevo.

Entonces pienso que por qué no otro blog y se me ocurren mil nombres: "Lágrimas en la lluvia", porque me produce un vértigo de agujero a la altura del pecho que se me llena de viento frío pensar que todos mis recuerdos se irán. Que puedo contarlos pero que no los sentís, no los oléis, no os duelen, no os hacen felices.
Es ridículo. Lo es.

Pero si nadie recuerda el tacto del pelo de mi perro, el olor de la hiedra y la tierra mojada en el patio de la casa mata, los cementerios minúsculos de arena que hago con un dedo en la playa cuando me tumbo boca abajo... Todo se perderá.
Y a mí no va a importarme, porque estaré muerta. Pero no soporto la idea de que desaparezcan y se pierdan.
Es ridículo. Lo es.

Yo quiero escribir cosas con luz, que den mucha risa y que sean dinámicas. Como creo que hablo a veces. Pero me salen post deeeeeeeeeeensos y oscuros.
Sé redactar pero no logro acercarme a lo que pienso. Sólo a veces.

Yo quiero escribir lo que pienso pero no puedo. Necesito demasiado la aprobación de los demás. Me resulta demasiado difícil soltar algo que va a enojar, a doler. No soporto que me malinterpreten. Y escribir un blog es asumir que me tengo que joder, que es lo que hay si lo escribo.

Entonces pienso que por qué no otro blog y liberarme de la piel muerta de los anteriores.
Renovarse y revivir. Tirar los trastos viejos.
Los cambios son buenos. Estoy convencida.

Comentarios

  1. Que te he echao de menos, copón...

    (Merde! ¿Palabra de verificación? MERDE!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se dice HECHAO, haber si aprendemos ha escribir. :-P

      Eliminar
  2. Al final, lo más molesto de escribir un post es escribir pensando en que vas a descorrer una cortinilla para enseñárselo al mundo e invariablemente estás pendiente de su acogida. Y quien diga lo contrario miente.

    Es difícil escribir por el mero placer privado. Si no, los blogs no serían públicos, ¿no?

    Bueno, que me lías xD, voy a ver de hacerte un hueco en mi blogroll...

    PD: Ah, y muy feliz de tu bienvuelta :D

    ResponderEliminar
  3. Ains, que me habéis alegrao la noche. :-D

    ResponderEliminar
  4. Anda, no ha salido mi comentario del móvil, qué tunante!
    Bueno, te decía que me algro mucho que Güelva y Cáceres (la segunda vez que escribes la mierdachiste este como que pierde gracia, si alguna vez la tuvo... :P).
    Y que empezar blogs nuevos es como empezar libretas nuevas, es emocionante y saca lo mejor de cada uno, imaginando que esta vez, será perfecto.
    Un inicio de curso, con compis comentaristas nuevos, viejos, con asignaturas interesantes, con cosas que decir... con horas de patio y bocatas de nocilla!!!!

    Disfruta de tu nuevo curso, gonita. Seguro que sacas notazas.
    Besiiiiiiiiiiicos!

    ResponderEliminar
  5. Y yo que me alegro ;-)
    Escribir en un blog sí es asumir que gustes, o que te odien, o que te malinterpreten, o que se te quieran pasar por la piedra. Es así. Lo bueno de todo ello, es que escondidos detrás de un nick tenemos el poder de descubrirnos -o no- a quien queramos.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa! Estoy retomando la vieja y buena costumbre de leer blogs (ahora falta que retome el mío, pero ese es otro cantar). Ánimo y sigue dejando huella allá por donde pases :)

    ResponderEliminar
  7. Aunque te he descubierto un mes tarde (en este blog, en los anteriores, francamente, nada... y ahora que te conozco ya sé cuánto bueno me he perdido seguro), me alegra mucho leer esto. Justo cuando parece que la blogosfera está más muerta que nunca, o al menos la blogosfera que yo conocía (empezando por mí), tú coges y te lanzas con esto. Pues nada, resbalemos en armonía, oye. Y que no falten los conos 3D. ¡Un besico!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares